16 mayo 2007

Desde Rusia con amor... (y II)

Este se me había pasado, y sea sólo por lo exótico de ver a un maestro ruso enseñando en clase, merece la pena destacarlo (claro que para los rusos será super-exótico ver a un navarro enseñando Shorinji Kempo, claro).

Pues ahí va...